MÁS TIPS PARA CUIDAR TUS ORQUÍDEAS DESDE CASA

Publicado por .
junio 25, 2019 12:34 am

¡Nuestro artículo pasado fue todo un éxito! Y como ya sabemos que te encantan las orquídeas, te daremos más tips para lograr mantenerlas sanas y hermosas desde casa, esta vez con información más compleja para que te mantengas bien informado. Recuerda, además de leer nuestros consejos, ¡también debes aplicarlos!

 

  • CONTROLA EL RIEGO Y LA HUMEDAD

 

La mejor manera de regar tus orquídeas es por inmersión: sumerge la maceta en un recipiente con agua durante unos minutos, hasta que veas que las raíces están bien hidratadas. Te darás que habrán recuperado su color verde de siempre. Luego deja escurrir bien toda el agua sobrante. Para tal fin, el clásico platito es una buena idea, pero acuérdate de retirar el agua o tu orquídea enfermará.

 

Si al mismo plato le colocas unas piedras o grava de tal manera que la maceta no esté en contacto con el líquido sino con las piedras, conseguirás algo muy beneficioso. Será como simular ciertas condiciones de humedad ambiental muy necesarias para la planta.

 

Pulverizar con regularidad las hojas y las raíces aéreas también es muy recomendable. Pero evita mojar las flores.

 

Si tienes duda sobre la frecuencia del riego, deber saber que ésta dependerá del tipo de sustrato, la temperatura y la humedad ambiental. Como orientación, podrías hacerlo dos veces a la semana en verano y cada 10 días en invierno, pero eso lo podrás determinar viendo sus raíces y hojas.

 

  • APLICA ABONO

 

Puedes brindar alimento líquido al hidratar tu orquídea. Existen abonos especiales para orquídeas que puedes aplicar.

 

Cada 3 semanas desde la primavera al otoño puede ser suficiente. Moja primero el sustrato solo con agua y después añade el fertilizante y vuelve a sumergir la maceta. De esta manera la planta sufrirá menos la concentración de las sales minerales.

 

  • NO OLVIDES PODAR

 

Las flores de la Phalaenopsis son duraderas. Pueden llegar a aguantar un par de meses, pero llegará un momento en que tendrás que cortar los tallos florales para incentivar la nueva floración.

 

Para hacerlo, localiza las yemas de las varas y corta en diagonal justo por encima del segundo nudo contando desde la base.

 

Si no cortas las varas una vez que se han pasado sus flores, florecerán nuevamente pero lo harán con flores más pequeñas.

 

Otra posibilidad es que tu orquídea produzca keikis. Así se llaman los retoños que generan las orquídeas en estos tallos, y son idénticos a la planta madre. Cuando los keikis han desarrollado suficientes raíces se pueden separar y plantar en otra maceta.

 

¿Qué te parecieron éstos consejos? ¿Ya has comenzado a aplicarlos? ¿Qué tal te resultaron? ¡Queremos saberlo todo! No olvides dejarnos tu comentario y lo más importante, recuerda seguir informándote con constancia sobre el cuidado de tus flores, de esto dependerá su condición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *